www.HORNOSARTESANOS.com
Construya su horno de leña con adobes, barro, refractarios


Horno de Lola y Jose en S. José del Álamo, GRAN CANARIA

Hola amigos de hornos artesanos, a continuación relataremos la experiencia de la elaboración de nuestro horno. Agradecer a los participantes de su página la aportación de ideas, sin las cuales no podríamos haber realizado el nuestro.

Después de visitar la página de hornos artesanos y de darle muchas vueltas hemos decidido construirlo nosotros y nuestra intención es transmitir a los futuros visitantes unas ideas para solucionar las dudas que se nos plantearon en su ejecución. Vamos manos a la obra:

Decidimos poner el horno en el exterior de nuestra casa, detrás de una pared que estábamos construyendo por unas reformas. Primero realizamos una base de piedras y posteriormente le echamos una capa de cemento con una malla de hierro. Adaptamos el tamaño del horno al hueco que teníamos y optamos por hacerlo de 120 cm de diámetro y de 60 cm de alto.

 

Después de realizar la base, en su interior, en lo que iba a ocupar realmente el suelo del horno hicimos una estructura a forma de molde que tiene 20 cm de alto que posteriormente rellenaríamos con arena y sal (10 cm cada uno). En sal hemos utilizado 150 kilos de sal. Como vivimos en una isla preciosa, nos hemos acercado a una salina y nos han regalado la sal a cambio de un tenderete.

 

Posteriormente hemos rellenado por fuera el molde con arena y sobre la sal hemos puesto los ladrillos refractarios, que va a ser el suelo de nuestro horno. Hemos cogido las juntas solamente. Como teníamos la pared delante hemos empezado por realizar la puerta y lo primero que pusimos fue el marco de la puerta y rematamos contra ella los ladrillos refractarios del suelo del horno. Para el suelo hemos utilizado 100 ladrillos refractarios.

 

A continuación hemos empezado por los laterales de la puerta del horno y posteriormente realizamos el techo. Para fijar el techo de la puerta hemos utilizado dos varillas de hierro que hemos escondido en los ladrillos refractarios mediante un corte, no quedando visibles y siendo posteriormente tapados con mortero refractario. El hueco libre de la puerta tiene 42 cm x 42 cm.

 

Al día siguiente hemos continuado con el resto del horno, para lo cual hemos realizado un molde de madera, copiado de los compañeros de hornos artesanos. Hemos empezado a colocar los ladrillos refractarios de las tres primeras filas que son rectas. En este día hicimos la mitad del horno, y al día siguiente la otra mitad.

 

Lo más laborioso fue la cúpula, ya que hay que ir partiendo los ladrillos refractarios a la mitad, y posteriormente partir nuevamente por la mitad hasta que prácticamente pusimos el último trocito casi encajado. En este procedo hemos gastado 242 ladrillos refractarios.

 

Inmediatamente hemos cubierto con una capa de mortero refractario, una tela gallinero con otra capa de mortero y lo hemos cubierto con una manta de fibra de vidrio y hemos dado una tercera capa.

 

El tubo lo pusimos en la parte posterior, frente a la entrada del horno a las ¾ partes de altura, como nos habían recomendado. Además hemos dejado otro tubo de hierro de 1 metro de largo y de diámetro de 3cm que llega hasta la parte superior de la cúpula, por donde insertaremos la sonda del termómetro que hemos puesto al lado de la puerta del horno.

Posteriormente hemos levantado unas paredes laterales alrededor del horno ya realizado y hemos ido rellenando con tierra de sal, que son los restos no servibles de sal y arena que quedan en la salina después de extraer la sal. El dueño de la salina fue panadero muchos años y me recomendó que mezclase parte de la tierra de sal con paja y cemento y que le diese otra capa al horno, lo que hicimos siguiendo las recomendaciones de este experto. Hemos puesto un techo, así nuestro horno no perderá calor y nos aguantará mucho más tiempo caliente.

 

Estas son las fotos de cómo ha quedado nuestro horno terminado y algunas de los exquisitos guisos que hemos realizado en el mismo. Agradecer a mi hermano y a los participantes de hornos artesanos su estimada colaboración, sin los cuales no podríamos haber realizado el nuestro.

 

 

 


www.hornosartesanos.com