www.HORNOSARTESANOS.com
Construya su horno de leña con adobes, barro, refractarios


Horno de Manuel Tomás en Valencia, España

Hola amigos, os escribo desde Valencia, España. Y os envío unas fotos del conjunto horno barbacoa que he construido. El tema es que a mi mujer le hacía mucha ilusión tener un horno moruno en casa y yo no veía la ocasión de ponerme manos a la obra.
Ha tenido que ser la crisis la culpable del acontecimiento, ya que por motivos de trabajo (bueno, de falta de trabajo), he tenido unas semanas de vacaciones inesperadas y este ha sido el resultado…

 
La ubicación estaba clara. Una esquina del pequeño trozo de césped que tenemos en casa. Hice una cimentación de unos 20 cm de profundidad le puse mallazo de 8 mm., y hormigón. Levante unas pilastras con bloque del 15 y las rellené con hormigón y varillas del 12. Con perfiles UPN de 10 cm hice la estructura perimetral y armé el banco con mallazo.

 

 
Al echar el hormigón sobre el banco, dejé sin llenar el espacio destinado al suelo de la barbacoa y puse ladrillos refractarios de 22x11x5 sobre mortero refractario. También dejé un hueco para colocar un lavabo. Y comencé a levantar la estructura

 
Con unas varillas y un par de pletinas hice un soporte donde apoyar el frontal de ladrillos vistos.

 

 
Después hice un marco con un ángulo metálico donde poder apoyar los bardos que conformarían la campana. Hay que cortar con una amoladora los bardos para que acoplen bien.

 
Como no encontraba nada que me gustara para rematar la chimenea, con "4 hierros" me hice un capuchón que ajusta a la perfección y gracias a su diseño hace de aspirador de humos.

 
Ya metido en faena con el horno, la primera hilera perimetral la rellené con capas de tierra del campo y sal gruesa. Sobre esta base la segunda hilera delimita un suelo de ladrillos refractarios, adaptados a la circunferencia con la amoladora.
Hice con chapa de acero de 4 mm., una puerta y con unos ángulos y un par de pernios hice un marco que inserté en unos agujeros del piso como se ve en la foto.

 
Con el viejo truco del hilo al centro del horno, ya solo queda ir poniendo un ladrillo tras otro con paciencia.

 

 
Para rematar la parte superior, corté longitudinalmente los ladrillos, y apliqué el sistema aprendido en esta web. Se trata de conformar sobre una tabla, una bóveda con tierras para así poder apoyar las últimas piezas, que ya adquieren una verticalidad importante.

 
Una vez rellenos todos los huecos exteriores con mortero y arcilla refractaria, forré con manta de fibra de vidrio por si hubiesen fugas de calor al exterior. Ésta la sujeté con tela de gallinero para poder enlucir bien. También hice en la parte izquierda y con una broca larga, un agujero en el que puse una vaina para colocar el termómetro.

 
Para el enlucido de la barbacoa recurrí a los servicios de profesionales, y ya que estaban, pues, también me enlucieron el horno. Todo esto con mortero preparado hidrófugo y de color blanco.

 
Bueno, yo creo que me quedó un bonito rincón en el jardín….
Saludos desde Valencia, España
Manuel Tomás

www.hornosartesanos.com