www.HORNOSARTESANOS.com
Construya su horno de leña con adobes, barro, refractarios


Pollo asado con champiñones y pimientos

Lo primero de todo es preparar el pollo. Se puede comprar en el mercado eviscerado y entero.

1.- Salar el pollo por dentro y, para evitar que se reseque en exceso, podemos ponerle en el interior, donde antes habitaban las vísceras, una cebolla entera pelada. Luego cosemos la piel con un palillo redondo.

2.- Solamente salarlo por fuera es suficiente para asar, pero lo podemos mejorar con algún preparado de especias y hierbas que encontremos en el mercado. Podemos hacerlo más jugoso poniendo a macerar el día anterior unos ajos cortados a trozos en un vasito con coñac, y antes de meter el pollo en el horno inyectar con una jeringa este coñac en la carne del pollo, como una especie de entreverado.pollos.jpg (58970 bytes)

Una vez preparado el pollo ponemos un poco de aceite en una bandeja de horno y cubrimos la base con champiñones a los que hemos quitado el rabo. Echamos unas gotas de aceite y un poquito de sal en cada uno.

Sobre los champiñones ponemos otra capa de pimientos verdes. Para salarlos bien lo mejor es hacerles un pequeño agujero en la zona del rabo por el que introducimos un pellizco de sal al gusto y los meneamos como si fueran una maraca.pimientos.jpg (29839 bytes)

Sobre los pimientos colocamos los pollos ya preparados, con la pechuga hacia abajo. Cuando estén a medio hacer les damos la vuelta para que en la presentación queden bien doraditos.

En un horno de 80 cm. de diámetro caben, si la bandeja es aparente, cuatro pollos de 2,5 kg.

Si quereis conocer mi horno en La Hoz de la Vieja (Teruel-España) pulsad aquí

Joaquín FERRER

 

www.hornosartesanos.com